mujeres hermosas

ME LLEVE UNA SORPRESA

Escrito por william69 29-06-2009 en General. Comentarios (1)



HOLA ME LLAMO RICHY <br />
LES CONTARE LO QUE ME PASO HACE UNOS MESES <br />
YO ME PUSE A CHATEAR CON UNA PAREJA DE CASADOS<br />
ERAN MUY JOVENES <br />
DE UNOS 24 A 25 ANOS ELLA SE LLAMA COTY Y EL SE LLAMA JOSE LE CAUSO CURIOSIDAD MI APODO DOTADO Y ME DIJO QUE TAN DOTADO DE QUE PORTE LO TIENES YO LE DIJE QUE MI PENE TIENE 22 CENTIMETROS Y QUE ERA UN POCO GRUESO PERO TENIA LA CABECITA BIEN GRANDE ELLOS ME DECIAN NO TE CREO MANDA UNA FOTO LA MANDE Y ME DECIAN TENEMOS QUE CONOCERTE YO LE RESPONDI QUE BUENO LE MANDE MI CORREO Y ME RESPONDIERON <br />
NOS JUNTAMOS UN DIA VIERNES EN LA TARDE Y ME LLAMABAN<br />
SI ACUDIRIA A LA CITA ME DIERON LA DIRECCION Y LLEGUE ERAN MUY JOVENES ELLA ERA MUY LINDA BUENAS TETAS B UEN TRASERO QUEDE LOCO ERA MUY LINDA EL ERA UN POCO BAJO TAMBIEN ERA BONITO YO TENGO 34 ANOS <br />
Y MAS ALTO QUE ELLOS PASE A LA SALA ME OFRECIERON UN TRAGO Y CHARLAMOS UN POCO ELLA SE ACERCO A MI <br />
ME DIJO QUE ERA ATRACTIVO <br />
PERO ESTABAN LOS DOS NERVIOSO<br />
<br />
COTY ME DIJO SAVES NUNCA HEMOS HECHO ESTO ESTAMOS NERVIOSOS PERO YA CONVERSAMOS CON JOSE <br />
Y QUEREMOS HACER UN TRIO <br />
PERO TU ME DAS SUSTO <br />
TIENES UN PENE MUY GRANDE POR LA FOTO QUE NOS MANDASTES PERO YA ESTAMOS EN ESTO <br />
HACI QUE LO AREMOS JOSE FUMABA COMO LOCO <br />
ME TOMO Y NOS FUIMOS A LA HABITACION <br />
ME TENIA LOCO LA COTY ERA MUY LINDA Y JOVEN <br />
NOSOTROS EMPESAMOS ME DIJO <br />
BUENO <br />
LE DIJE JOSE SE EMPESO A DESNUDAR TENIA UN PENE CHIQUITO PERO CHICO Y YA ESTABA ERECTO <br />
ELLA SE SACO LA BLUSA TENIA LINDAS TETAS DURITAS RICAS SE ME EMPESO A PARAR EL PENE <br />
SE DESNUDO POR COMPLETO ERA UN ANGEL <br />
SE TENDIO EN LA CAMA Y EL JOSE SE PUSO A CHUPARTE LA CONCHITA ELLA ME MIRABA LA COTY SE PARA EN LA CAMA <br />
Y ME DISE RICHY BEN ME SACA LA POLERA EL CINTURON <br />
EL CIERRE LOS PANTALONES Y ME DICE QUE LINDO QUE CABEZA RICA JOSE ME MIRA Y ME DICE A NO QUE GRANDE LO TIENES Y CABEZON LA PARTIRAS COTY LA TOMA CON LAS MANITO Y ME PASA LA LENGUA <br />
POR LA CABEZA QUE RICA LA TIENES SU LENGUA PASABA POR MIS COCOS ASTA LA CABEZA ME TENIA LOCO <br />
JOSE LE COMIA LA ZORRA COMO GOSABA <br />
MI PENE ESTABA TOTALMENTE PARADO Y NO AGUANTE MAS JOSE SE PARO Y ME PUSE A CHUPARLE SU CONCHITA RICA ESTABA MOJADITA SE LA CHUPE MUY SUAVE Y RICO <br />
PASABA MI LENGUA POR SU ANO TIRITABA DE PLACER LE COMIA SUS TETAS RICAS Y DURITAS YA ME DECIA RICHY DAMELO PERO POR FAVOR SUAVE Y DESPACIO LO TIENES MUY GRANDE PUSE LA CABESA EN LA ENTRADA DE SU CONCHA SE LA PASAVA LE PEGABA EN SU ZORRITA ME PUSE SALIVA EN LA CABEZA Y LA ESPESE A METER ELLA ME DECIA DESPACIO RICHY DESPACIO POR FAVOR ERA MUY ESTRECHA ESPESE A METER LA CABEZA Y CON SUS MANOS ME ECHABA HACIA TRAS Y YO CALIENTE LA TOME MEJOR Y LE METI LA CABEZA PEGON UN GRITO AYYYYYYYYYYYYYYYYYY DESPACIO RICHY <br />
PASE MI LENGUA POR SUS TETAS ME DA UN BESO CON LENGUITA RICO ME MORDIA MI LENGUA Y DE REPENTE SE LO MANDE A GUARDAR TODO ASTA LOS COCOS AYYYYYYYYYYYYYYY ME MATAS RICHY SACALO POR FAVOR YO LE DECIA NO ESTA TODO ADENTRO COTY AAAAAAAAA <br />
LA TIENES RICA RICHY DALE ESTA MUY BUENO DAME DAME <br />
HACY SE LO SACABA HASTA AFUERA Y SE LO METIA TODO TENIA UNA ZORRA APRETADITA ME DOLIA LA CABEZA Y JOSE MIRABA <br />
SE ESTABA PEGANDO UNA PAJA Y YO SEGUIA DANDOLE Y LE PONGO EL PENE EN LAS TETAS Y ME CORRO EN SU CARA SALIO TODA MI LECHE ME CHUPO TODA LA LECHITA QUE ME QUEDABA JOSE ESTABA TAN CALIENTE QUE TAMBIEN SE CORRIO EN SU BOCA Y NOS QUEDAMOS UN MOMENTO EN LA CAMA ESTABAMOS CANSADOS ELLA ME TOMABA MI PENE CON SU MANITO MIS COQUITOS ME BESABA JOSE DIJO TRAIGO ALGO PARA TOMAR Y YO LE DIGO BUENO <br />
ALGO HELADO POR FAVOR JOSE <br />
LO TIENES RICO RICHI ME DEJASTES LOCA ERES RICO EN LA CAMA YO NI TONTO NI PERESOSO LE DIGO PERO TENGO GANAS DE METERTELO POR EL CULITO <br />
ME DEJAS NO SE ME ROMPERAS EL CULITO RICHI Y YO LE DECIA PERO DESPACIO Y MUY SUVE ELLA ME DECIA NO SE PREGUNTEMOSLE A JUAN QUE DICE BUENO <br />
JUAN TRAE TRES TRAGOS <br />
Y LE DIGO JUAN PUEDO METER MI PENE EN EL CULITO DE LA COTY QUE DICES ESTAS LOCO LA PARTIRAS NO SI LO HAGO DESPACIO QUE DICES NO HAY VEMOS <br />
PASO UN RATO Y LA COTY ME TIRA DE ESPALDA A LA CAMA EMPIEZA A CHUPARMELO Y SE LO METE SOLITA TODO ASTA LOS COQUITOS BAJABA Y SUVIA ERA MUY RICA ME BESABA MI PECHO ME PASABA SU LENGUA Y ME PONE SU ZORRA EN MI BOCA PARA CHUPARSELA SIENTO QUE JOSE TOMA MI PENE Y EMPIEZA A CORRERME UNA PAJA YO ESTABA EN LA LUNA CHUPANDO ZORRA Y ME ESTABAN PAJENDO ESTABA EN ESA CUANDO JOSE SE EMPIESA A SENTAR EN MI PENE NO LE ESTRABA SIENTO CUANDO SE LO METE EN LA BOCA LA COTY LO MIRABA LE DECIA CHUPACELA TODA JOSE COMESELA SENTY ALGO MUY RARO PERO ME GUSTABA ME PONE MIS PIERNAS EN SUS HOMBROS Y ME CHUPABA LOS COCOS ME LOS MORDIA SE LOS TRAGABA ME LO CHUPO BIEN CHUPADO Y EMPIEZA A SENTARSE DE NUEVO SENTIA COMO EMPESABA A ENTRAR LA CABEZA EL DECIA AYYYYYYYYY DUELE DUELE AYYYY Y CUANDO MENOS SE LO ESPERABA HAGO MIS NALGAS HACIA A ATRAS Y LO TRATO DE METER Y NO ENTRA <br />
ME PARO FUERA DE LA CAMA YO ESTABA A FULL PONGO A LA COTY EN CUATRO EN LA CAMA Y AL JOSE TAMBIEN Y YO PARADO PONGO MI CABEZA EN EL CULITO DE LA COTY DESPACIO CON MUCHA SALIVA EMPIESO A EMPUJAR LE DOLIA PERO YO QUERIA METERSELO TODO DE UN EMPUJON LE METI MI CABEZA GRITO Y YO IGUAL ESTABA MUY APRETADO YA TENIA LA CABEZA ADENTRO DESPACITO LO FUI METIENDO DE APOCO ASTA QUE ENTRO TODO GRITABA Y GOSABA PERO ESTABA MUY RICO DESPUES DE UN MOMENTO SE LO SAQUE Y VOY DONDE JOSE Y SE LO METO TODO PERO TODO GRITO <br />
LA COTY LO MIRABA ESTRANADA PERO IGUAL LO ASUMIO <br />
Y LE DECIA TIENE BUEN PENE TE GUSTA JOSE EL DECIA SI COTY ESTA RICO Y DURITO ME LO TIENE TODO A DENTRO <br />
ACABE EN EL CULO DE JOSE Y LA COTY TERMINO DE SACAR MI LECHE CON SU BOQUITA PERO AHORA SOLO LO HACEMOS CON LA COTY EN MI CASA NOS JUNTAMOS LOS FIN NES DE SEMANAS Y GOSAMOS MUCHO


El Mundo Zenc (III)

Escrito por william69 25-06-2009 en General. Comentarios (0)



Durante unas horas, estuve en la habitación, meditando sobre mi viaje dimensional.. empecé a formarme un plan de actuación.. lo primero de todo era intentar informarme del mundo en que vivía.. estudiar un poco la lengua, fijarme en las diferentes especies "..humanas".. y demás. Me vestí, y me fijé en mi primera esclava.. estaba dormida al suelo delante de la cama. Decidí seguir mi camino sin ella, después de todo, si por tan poca arena obtuve una esclava así, siempre podría comprar más.. además, me había dado tanto placer que decidí dejarla en libertad, así que me marché.
Mientras viajaba por la ciudad e iba elaborando mi plan, me fijé en que no había mujeres evolucionadas del elefante, y que había mujeres azules sin amo, aún más.. todas las mujeres azules eran libres.. todas vestían con un bañador transparente color crema, como el de la foto. Pense que tal vez se consideraban sagradas, o algo así. Pensando en todo esto me fijé que había llegado a una plaza, llena de gente.. pense que quizá había una parada de esclavas, y como quería comprar una felina, me acerqué. Pero no se trataba de una subasta de esclavas, sino de una especie de feria, donde las atracciones eran esclavas a merced de los que se divertían con ellos.
En una de las paradas, había unas mesas largas, con chicas (y digo chicas porque ninguna pasaba de veinte años), estiradas encima, atadas de manos y pies, con las piernas muy separadas, donde la diversión consistía en penetrarlas, y no sólo con la tranca, si no que con cualquier objeto.. botellas, porras, o con la mano, se podía follarlas, oyéndolas jadeas y gritar con las mordazas puestas.
En otro estante las chicas estaban atadas en postes verticales por los pies, las rodillas, la cintura, las manos, los brazos y por el pelo, y la gente se divertía torturándoles los pechos, pellizcándoles los pezones, mordiéndolos, corriéndose en ellos, colocándoles pinzas por el alrededor y por los pezones... mientras ellas, amordazadas como siempre, jadeaban, gritaban y lloraban de dolor y de placer.
Un estante que me puso bastante cachondo, consistía en una plataforma untada de una sustancia resbaladiza, con una chica arrodillada en medio, con los ojos vendados, las manos atadas detrás en la espalda, y las piernas separadas por una barra con dos cintas de cuero en las puntas que tenia atadas en los pies. El juego consistía en que tres hombres se acercaban a ella, y cuando menos se lo esperaba, la penetraban de una estocada por el agujero que más convenía.. a veces ella se movía para alejarse, pero sólo conseguía resbalar, untarse de la sustancia resbaladiza, y poner más cachondos a los tíos.
Otra que me llamó la atención consistía en una chica con unas tetas espléndidas, grandes y magníficas, estirada al suelo, boca arriba, con los brazos en cruz y las piernas muy separadas, sujetada al suelo con grilletes en pies y manos, y los cabellos enrollados haciendo un nudo en una estaca, que le impedían mover la cabeza, y con un aparejo en la boca que la obligaba a permanecer con la boca totalmente abierta, situada en medio de la plaza, donde todos los hombres y chicos que les daba la gana iban a correrse.. estaba llena de semen por todas partes.. el pelo, la cara, el cuello, los pechos y el vientre, las piernas y los pies.. la leche se deslizaba por su cuerpo sudoroso.. sus pechos, recubiertos de semen parecían lubricados, y su cara de ángel, estaba prostituida por ese líquido espeso. Siempre había algún chico de pie delante suyo machacándosela para correrse en su boca, y hacérselo tragar o para atragantarla, o otro chico con su esclava haciéndole una paja, una mamada o una cubana para después contener su corrida en la boca de su esclava y escupirla por el cuerpo de la chica de la atracción.. alguien se había corrido en sus ojos, y tenía que mantenerlos cerrados. Estuve tentado de correrme encima suyo.
La feria en cuestión era de lo más variada.. además, era totalmente gratuita.. no me pude contener de probar alguna atracción.. concretamente dos:
Una de ellas, consistía en penetrar analmente a una chica atada a gatas.. me lo pasé fantásticamente clavándole mi polla por el culo hasta el fondo, escuchando su particular gemido de dolor y placer, y haciéndola balancearse adelante y atrás.. además, en el suelo había dispuestos unos espejos donde podía contemplarse el vaivén de sus enormes tetas.. yo la penetraba una y otra vez, y ella, impotente, atada y amordazada, sólo podía gemir en su mordaza, sin poder oponer resistencia alguna, tenía que dejarse sodomizar.. sus pezones estaban duros y erectos, y sus pechos firmes echados hacia adelante balanceándose eran un espectáculo perfecto.. mis manos los recorrían presionándolos hacia arriba, mientras mis cojones chasqueaban contra su ano, cada vez más y más rápido. En sus ojos nacían lágrimas de placer que aún me ponían más y más cachondo.. sus tetas duras entre mis manos estaban a mi disposición, podía correrme dentro, en su ano, en su coño, en su espalda... donde quisiera, pues ella no podía hacer nada para evitarlo.
En cuanto a la otra, se trataba de unas fosas de más o menos un metro, donde se sentaban las chicas, y las cubrían con tierra de forma que solo la cabeza les salía de la tierra.. había distintas posibilidades.. empecé obligándola a que me la chupara.. me puse a gatas, metiéndole mi dura polla por la boca.. mientras ella me la mamaba y yo me balanceaba adelante y atrás, iba acercando las rodillas y los codos a su cabeza, de forma que la tenia inmovilizada bajo mis abdominales.. cada vez se la metía más al fondo.. empecé a tirarle del pelo, y ella se quejaba, y aún me ponía más cachondo.. le obligué a tragarse hasta mis pelotas. Levanté mi cuerpo, y me distraje golpeándola en la cara con mi polla.. se la restregaba por los pómulos, los ojos, la frente... cuando estaba muy dura y ella menos se lo esperaba, le metía mi estaca hasta el fondo intentando atragantarla, hasta que no me pude contener, y me corrí cuando más al fondo de la garganta la tenía.. toda mi leche fue dentro suyo.. empezó a toser echando semen por la boca, sin poder mover ni un musculo de su cuerpo enterrado.. volví a restregarle mi polla por la cara, dejándola impregnada de semen.. volví a penetrarla oralmente y me largué dejándola "..bien jodida"...
Decidí dar un paseo por la ciudad, y mientras pensaba en mi plan, advertí de la presencia de un objeto familiar.. estaba tirado al suelo.. me acerqué, me arrodillé y lo cogí.. sí! En efecto, era la libreta que guardé en mi mochila antes de atravesar la puerta.. que desapareció junto con todo al atravesar la dimensión.. y si la libreta había traspasado, lo más seguro era que mi módulo también lo hiciera: eso cambiaba mis planes.. si encontraba el módulo y podía regresar cuanto quisiera, y atravesar las dimensiones las veces que quisiera, mi vida seria estupenda.. podría joder esclavas para siempre. Pero antes que nada, tenía que llevar a cabo la primera parte de mi plan: comprar una felina.
Y así lo hice.. estuve dando vueltas un buen rato, no para encontrar una subasta, pues de éstas había muchas, sino para encontrar a la esclava perfecta.. y así fue.. después de más de dos horas pateándome esa acrópolis psicodélica, la encontré:
Era joven, unos 18 años, pero estaba muy desarrollada.. su cara mostraba el miedo de una esclava frente a su amo: sus ojos verdes y oscuros.. unas dientes perfectas y unos labios perfectos para hacer una buena mamada.. sus pechos grandes, tensos, fuertes y morenos, y sus pezones, duros, erguidos y empinados, ligeramente dirijidos hacia arriba.. su vientre era plano, liso y fuerte, y su ombligo perfectamente redondo y pequeño nacía un poco más arriba de su cintura.. erótica y perfecta silueta para agarrar mientras se penetra. Sus muslos, tensos también, duros y fuertes daban lugar a unas nalgas de piedra, que querían ser penetradas brutalmente.. un poco más arriba, donde empezaba la espalda, nacía una cola felina, larga y atigrada, con la cual los juegos y placeres sexuales se multiplicaban Sus piernas, largas y morenas, abiertas como estaban, dejaban a la vista un espléndido coño afeitado deseoso de ser embestido una y otra vez por la más dura de las erecciones.
Me acerque al vendedor y se la señale.. el tipo felino sonrió, me dijo qué sé yo qué y me extendió la palma de la mano.. tomé mi bolsa de arena, la abrí y el tipo, con una especie de inyección, cobró el precio de la esclava. Me costó unas diez veces más que la primera, por lo que comprendí que esta la haría durar mucho tiempo, pues era muy especial. El vendedor la desató, le puso un taparrabos minúsculo de piel, le ató las muñecas de las manos por la espalda, y le puso una correa atada al cuello, que me entregó. Ella me miraba con ojos de miedo, y su cuerpo cachondo me disparaba las hormonas y necesitaba follarla.. así que decidí dar una vuelta más por la ciudad, para conocer el terreno, mostrar mi esclava a los envidiosos, y recargarme de semen, pues me acababa de correr en la feria.
Partimos pues.. yo iba delante, y ella me seguía.. me fije en que muchos chicos se fijaban en ella, incluso los que estaban con sus esclavas, penetrándolas o gozando de una jugosa mamada en medio de la calle. Yo a veces me giraba y la miraba.. su cara expresaba miedo, puesto que yo era su amo, y se lo iba a demostrar.

 

me rompieron mi virgo

Escrito por william69 23-06-2009 en General. Comentarios (16)



les contare como perdi mi virginidad, con mi esposo y sus amigos....

mi nombre es luz, tengo 30 años 170 de estatura, de cuerpo 90-60-90. piel blanca, ojos negros cabello largo.cunado me sali de la casa, tenia veinte años.fue cuando tuve mi primer marido, el unico que he tenido en mi vida.apesar que mi padre me cuidaba tanto m escape de lo aburrida que estaba. me enamore del primer hombre que me molestaba y mellamaba por telefono, y poco a poco se fue haciendo amigo de mi. un muchacho de veinte años, bajito, moreno.aunque yo tenia esa edad no conocia las mieles del amor, mi padre no me dejaba tener novio.el primer dia que me escape con el que fue mi esposo, mas que me pillara mi padre lo que mas me daba miedo era la clavada de la primera noche de luna de miel. esa primera noche me toco lo que siempre espere, aunque con miedo pero toco enfrentar la realidad. mi pretendiente me llevo a una residencia del pueblo donde no salimos en el dia entero y ahi esperamos la noche, besandonos y acarisiandonos sobre la cama, cada que mi pretendiente me abrazaba yo sentia que su verga se le levantaba y me tropezaba las entre piernas, dandome una leve calentura, revuelto con miedo de tener que comermela en la noche. <br />
yo estaba virga, no sabia que era ser penetrada, cuando llego la noche, cenamos en la recidencia, estando ahi en el comedor, llego un señor que era muy conocido por mi, se quedo mirandonos, ami pareja con migo, se acerco y me advirtio que me estaba buscando mi papa, que estaba como loco. le suplique que no le dijera nada, me prometio que no le diria nada, asi, que quede nuevamente tranquila.<br />
terminamos la cena, me duche, y a la cama, ahi estaba mi primerizo esposo esperandome recostado en la cama en interiores, lo cual le señia el bulto mostrando su verga.yo me quite la toalla que tenia ceñida en mi cuerpo hasta quedar en hilos dentales y brasier, mi esposo se acerco y me beso el cuello y me cogio las grandes y paraditas nalgas, yo empece a entrar en calentura y en uno de esos besos apasionados tambien le cogi el bulto, nos acostamos y seguimos manoseandonos,tocandonos por todos lados, se quito la ropa y melo fue poniendo en la cuca, yo le decia que no tan rapido, pero el no hacia caso y lo que queria era metermelo, me daba mal genio, en realidad yo queria que me lo hiciera suave que me bajara al pozo y todas esas cosas pero lo que demostraba este señor era que no tenia experincia en el amor, en realidad ya me estaba aburriendo, yo queria alguien de mas experiencia en mi primera vez.cuando lo vi desnudo, pude ver su dotacion una verga cortica y delgadita, casi me rio pero por decencia no lo hice. hasta me trato de pasar el susto, de tener que enfrentarme a una verga.<br />
sinembargo a la fuerza me abrio las piernas y me lo metio todo,a pesar de tenerla pequeñita senti que me traspazaba con su verguita, gritaba que me lo sacara pero este como todo un animal lo que seguia haciendo ra metermelo mas y mas, su espalda sudaba, yo lo arañaba por el dolor que sentia, pero el no cesaba y me lo metia, hasta depronto senti algo caliente en mi vagina supe que se habia venido.para colmo de males yo no habia experimentado un orgasmo y apenas me estaba calentando al maximo. este ya sin fuerzas se acosto para otro lado quedando yo cachonda que no se imaginan. que frustrada, que error habermele entregado a un mancito sin experiencia.<br />
estaba en esas cuando de pronto se abre bruscamente la puerta, el señor a quien le dije que no,le avisara nada a mi papa, llego con tres tipos mas, todos igual de fornidos y altos. cuando entraron lo que alcance hacer fue halar una cobija y taparme el cuerpo desnudo.mi esposo quedo quieto del susto, uno de ellos cogio a mi esposo y lo sujeto amenazandolo, le dijo que lo estaban buscando para denunciarlo por secuestro. pero que si me entregaba para que ellos me follaran lo dejaban sano y quieto. yo le suplicaba que no permitiera eso pero el lo que hizo fue decirle que hicieran con migo lo que quisieran pero que no le hagan nada a el. de inmediato me cogieron a la fuerza entre los dos mancancanes y me tiraron sobre la cama, el uno media aproximadamente 1.80 y el otro algo igual, mientras el uno me quitaba la cobija hasta dejarme en bolas el otro se quito la ropa, dejando al descubierto su descomunal verga, unos veintiseis centimetros de largo y de grueso ni se diga. ahora me sujeto este para darle tiempo al otro, que tambien se desnude y me dejara ver otra herramienta lo mismo de grande y ruda.ahi si senti miedo, no podia creer que me tocara comerme semejante vergotas me daba miedo, aunque reconozco que tambien me gustaria que me penetraran. cuando m tiraron a la cama el uno me cojio los brazos mientras el otro me lamia la cuca, me metia la lengua hasta el fondo, sintiendo un placer enorme, ya casi lloraba de la emocion, despues subia y me mamaba las teticas que para este entonces, ya estaban bien paraditas. cogio su verga y me la metio en la boca, me decia chupala putita,que hoy la vamos abrir y desfondar, yo me meti semejante vergota en la boca, al principio me molestaba su sabor saladito pero despues fui descubriendo un rico placer de mamarlo y no lo queria soltar.me lo meti hasta las guevas, despues de un rato se me vino en la boca llenando mi bopquita de leche espesa, despues me puso su polla en la rajita y me dijo que si queria que me papenetrara yo ya ardiendo de lo caliente le dije que si,que me lo mandara de una sola vez, y me lo metio todo, senti que entro un tronco rudo por entre mi cuca, pegue un grito que AA¡uy dios mioAA¡ senti que me moria, me rompio toda la vagina, senti que su grande verga se dezlizaba quemandome el vientre, que dolor pero que rico dolor, me lo metio y me lo sacaba hasta sentir que me venia una y otra vez.senti que la cuca se llenaba de leche. me puso encima de el y yo saltaba sobre ese tolete de carne tieza, metiendomelo a mi propio gusto, adios a mi virgo.<br />
despues me cogio el otro me voltio en la cama y me hecho saliva sobre mi culito, por ahi tambien queria ser penetrada y cuando este hacia el intento de metermelo yo le colaboraba sacandole el culito para facilitarle las cosas, pero este no lograba meterlo, se le resbalaba, me metio entonces un dedo le hechaba saliva, luego dos, yo hervia de lo caliente, me acoste boca abajo sacando el culito y este señor haciendo el intento,ya me dolia el culito de tantos intentos, yo queria era sentirlo dentro. hasta que depronto, senti que puso su vergota sobre mi chiquito y me lo mando, solo entro la canbeza de su polla y yo ya estaba gritando del dolor, quize safarme pero ya era tarde,con su cuerpazo me inmovilizaba, me lo metio todo. dolor y mas dolor me dolio el doble, de tanto sentir que entraba y salia esa vergota me empezo a gustar una emocion que no puedo decribir rico y mas aun cuando senti su leche en mi culito, que rico. cuando terminaron con mi virguito, me dejaron tirada ahi en la cama untada de leche se vistieron y se fueron. mientras a mi me comian por todas partes, el tercer hombre se lo hacia mamar a mi esposo, y despues se lo habia comido tambien, yo no medi cuenta, porque estaba en la gozadera. ahora me gusta que me perforen la cuquita y el culito, me gusta mucho, tanto que mi esposo paga cuando el y yo estamos calientes.para que nos hagan comer polvo boca abajo, nos hacen gritar de la emocion.


Mi Tia

Escrito por william69 20-06-2009 en General. Comentarios (0)



De chico me encantaba Cristina, la novia de mi tio Miguel.No perdia momento de estar cerca de ella y besarla inocentemente cosa que nunca rechazo. Luego se casaron, tuvieron a mis primas y siguieron una vida normal. Un buen dia se fueron a vivir a otro pais y pasaron anos sin que nos vieramos. En casa quedaron fotografias y recuerdos que pertenecian a ellos y yo ya un poco mas grande disfrutaba masturbandome con las fotos en que Cristina aparecia en traje de bano.<br />
Anos despues yo segui su mismo camino y llegue al mismo lugar donde ellos vivian, ya casado y con una hija yo tambien. Mis primas se habian hecho mujeres y mi tia se mantenia muy bien a pesar de los anos.<br />
Fue muy normal que nos acercaramos y de nuevo yo no perdia tiempo y como en mi infancia, cada vez que tenia oportunidad la besaba y la abrazaba y siempre que estabamos solos lo hacia de la forma mas provocativa posible, con la esperanza de que algo pasara. Pero tenia miedo y aunque la deseaba pense que ella nunca haria nada.<br />
Tonto yo. Al paso del tiempo llegaron a mi rumores de que le era infiel al tio un amigo de este y sin querelo la oportunidad toco a mi puerta.<br />
Un dia al llegar a su casa note algo raro y me di la vuelta por el jardin en vez de tocar la puerta. A travez de una de las ventanas vi la erotica escena de Cristina en los brazos de aquel que yo no conocia. El la besaba en la boca y ella se entregaba sin pudor. Desde donde estaba no me hacia visible para ellos y pude disfrutar como el hombre le abria la blusa y dejaba al descubierto un par de tetas hermosas, no grandes, pero bien formadas sin que pareciera que habian amamantado a tres hijas. El hombre se deleitaba chupando aquellos pezones y ella solo movia su cabeza de placer. No los oia, pero adivinaba sus gemidos. Los veia entremezclar sus lenguas al besarse. El saco su polla y ella se arrodillo a mamar como toda una consagrada. Alli mismo no me contuve y me masturbe como un colegial. Luego regrese a mi auto y espere. Al rato salio el hombre, que reconozco era mas joven y apuesto que el cornudo de mi tio.<br />
No espere mas y toque entonces a la puerta. Abrio Cristina aun con la blusa sin abrochar completamente. Pude ver su cara aun con ese rubor sabroso de mujer caliente, con su respiracion agitada y las fosas nasales con la dilatacion propia del deseo.<br />
Aparentando no haber visto nada entre y la bese lo mas cerca de la boca que pude agarrandola con una mano por la cintura y con la otra sujetando su cara. Ella se dejo besar y me devolvio el beso como siempre lo hacia. No la solte y comenzamos a caminar yo abrazando su cintura. Luego tome sus manos y se las bese, cosa que no habia hecho nunca y la hizo preguntar por que lo hacia. Le dije que pense que le gustaria y solo sonrio.<br />
No habia duda que el desconocido me la habia dejado caliente y yo no queria soltar la presa que estaba alli frente a mi. Era ahora o nunca.<br />
Comence a decirle lo bien que se veia y en broma le dije que no creia que el tio Miguel pudiera con semajante mujer. Ella solo reia y yo que nunca habia dejado de abrazar su cintura cada vez la atraia mas hacia mi si rechazo aparente. Mi polla ya estaba rompiendo mis pantalones y ella se dio cuenta. <br />
Ella que se habia quedado caliente y yo que estaba al reventar. La combinacion fue demasiado para ambos. No aguante mas y al fin me decidi a cerrar el abrazo y dirigirme a su boca. Toque sus labios con los mios y no me rechazo. De un timido roce a timido beso de labios y de ahi senti que se entreabria su boca. Nuestras lenguas se enredaron y ya no hubo paz.<br />
Ella es una mujer de mediana estatura, piernas torneadas y muslos bien formados. Su boca de labios llenos, coronada por un par de ojos cafes intensos y vivarachos. Aquellos labios que tanto deseaba me besaban ahora a mi como un premio a mis infantiles deseos. Me besaban con un desborde de lengua y saliba que me hacia apretarla mas y mas contra mi.<br />
La sente arriba de mi en un sofa y sus muslos quedaron separados a mis costados. No dejabamos de besarnos en la boca y entre beso y beso nos deciamos miles de cosas que encendian nuestra pasion. Le decia como la deseaba desde nino y ella me decia que yo le habia gustado desde que habia llegado. Ahora era yo el que chupaba aquellas tetas que reventaban de placer. Cuando quise empezar a desnudarla me dijo que alli no. Me llevo entonces a la habitacion de mi prima menor que daba a la calle y desde donde se podia ver si alguien entraba en la casa. Alli fue ella la que empezo a desnudarse y yo no espere tampoco. Ya estaba desnuda frente a mi y aun mi pantalon estaba a medio quitar. Su cuerpo era delicioso y aun una incipiente barriguita producto de sus tres embarazos la hacian lucir hermosa. Al terminar de bajar mi pantalon mi polla reventaba los calzoncillos y ella se abalalanzo a terminar mi desnudez. Lo que senti al verla abrir aquella boca grande y comenzar a tragarse mi glande y llegar hasta mi tronco fue indecible. Nos tiramos en la cama y yo fui a buscar su entrepierna. Mi cara se aplastaba contra aquellos muslos blancos y tensos y cuando mi lengua llego a su clitoris estaba mojada como una colegiala. No pare de chupar, mordisquear, besar y mamar aquello que sobresalia por entre una abundante cantidad de bello pubico hasta que senti que un orgasmo como un terremoto la sacudio de pies a cabeza. Para ese entonces ya naturalmente habiamos tomado la posicion de 69 y ella queria tragarse mi polla y hasta mis testiculos.<br />
No perdi tiempo y la coloque debajo de mi. Sus piernas se abrieron nuevamente y no me costo nada penetrarla con lo mojada que estaba. Cuando me sintio dentro de ella me abrazo de tal forma que casi no me dejaba mover y busco mi boca en un beso sin fin. Comenzamos a movernos hasta hacer estremecer la cama.Ella volvio a tener otro orgasmo y ya fue demasiado para mi. La llene de mi leche sin ningun reparo y ella se moria de placer. Luego al sacarsela abrio su boca de nuevo y limpio mi glande con su lengua avida.<br />
Lo que siguio fue una escena de ternura increible. No me la imaginaba asi y me llego bien adentro. Termino sollozando y pidiendome perdon. Me confeso que el tio desde hacia mucho tiempo ya no la satisfacia y que se habia vuelto impotente. Ella tenia solo 45 anos y se sentia mujer a plenitud. No habia dudas de que merecia que alguien la amara con intensidad. <br />
Dias despues hablamos por telefono y le dije que queria seguir viendola. Nos sinceramos y ella acepto que tenia un amante. Yo le pedi que lo dejara para ser el unico y ella acepto. Tuvo algunos reparos por mi esposa, pero luego de otro encuentro aquellos prejuicios quedaron a un lado.<br />
Ahora soy yo quien le hace el amor al menos una vez por semana. El deseo de toda una vida se me cumplio.

Con mi jefe y fue rico!

Escrito por william69 18-06-2009 en General. Comentarios (0)



Mi jefe es un hombre maduro de más de medio siglo, nunca pensé que volvería loca en la cama y fuera de ella.
Soy adicta a los relatos eroticos, me llenan la cabeza de fantasia cuando estoy en la cama. Aprovechando el anonimato, es excitante escribir experiencias que cada quien ha vivido y que otros se calienten leyendolas.<br />
<br />
Asi que he decidido contarles como le fui infiel a mi marido y con mi jefe. Para empezar me identificaré como Katy, me casé a los 22 años con Ruben de 25 años, todo iba bien hasta que empecé a trabajar como secretaria ejecutiva para una empresa x, mi jefe era don Julio Sanchez (nombre ficticio también), un señor de cincuenta y tantos años de edad, de buen porte a pesar de su edad, con canas en la sienes y una persona que sabe guardar su figura, tuvo que haber sido muy guapo de jóven indudablemente. En mi caso tengo 1.65 metros de altura, con un cuerpo bonito, lindos senos y un porte de piernas delgadas y un trasero en forma de corazón, nunca tuve problemas para tener pretendientes antes de casarme. <br />
<br />
Mi marido nunca tuvo celos por mi jefe, ya que don Julio era demasiado serio en su trabajo y casi nunca bromeaba o trataba de entablar conversación con sus subordinados, asi que no se relacionaba con nadie y algunos le llamaban “scrooge” como la historia de navidad. Resulta que por la crisis que empezó el año 2008, tuvimos que reunirnos con las demás sucursales o subsidiarias de nuestra empresa. Dicha reunión sería en una ciudad relativamente lejana a donde estaba la central. La idea no le gustó mucho a mi marido, pero con quien viajaría sería con mi jefe, entonces cedió y me deseo mucha suerte en esa convención.<br />
<br />
Desde que salímos del aeropuerto, don Julio cambió completamente su forma de ser, era una persona amable y sonriente, además ya no utilizaba su funesto traje oscuro, sino una combinación bastante sport. Ya en el hotel de la convención, nos instalamos en diferente piso y diferente habitación por supuesto.<br />
<br />
Ese día, hubo una presentación de resultados y propuestas estrategicas y nos tocaba presentar lo que hacíamos en este tiempo de crisis, durante una semana habiamos trabajado nuestras presentaciones, y nos tocó ese día, fue allí donde apareció el Julio que yo no conocía, una persona super inteligente, preparado y todo un profesional, la forma en que se desempeñó fue formidable, me quedé impresionada de mi jefe, todo lo que preguntaba lo contestaba eficientemente y hasta con sentido del humor en ocasiones, casi lo ovacionaron cuando estaba por finalizar, y allí fue lo que más me sorprendió, dijo en público que la clave para hacer una presentación como la que había hecho, se debía a una eficiente persona que ha llevado todo el registro a la perfección, y quiero que se le brinde un aplauso a mi secretaria, y me dijo que me pusiera de pie mientras los demás me brindaron también una ovación.<br />
<br />
Luego el Gerente General de la empresa nos volvió a felicitar y en público me indicó que la empresa necesitaba personal de apoyo como yo y dijo otras cosas muy agradables de mi persona.<br />
<br />
Al final de las presentaciones, nos retiramos a nuestras habitaciones y luego nos quería en el coctel de bienvenida que daba el hotel a nuestra empresa, lo cual sería en unos de los salones. Me cambié ropa para la ocasión, y también aproveché para hablar por telefono con mi marido y contarle lo maravilloso que había sido este primer día. Aún no sabia lo que vendría.<br />
<br />
Me puse una combinación de un vestido corto, con cincho dorado, tacones altos, para compensar mi pequeño tamaño. El primero en recibirme en la puerta fue mi jefe, quien caballerosamente me dio el brazo para llevarme a presentar con algunos de sus amigos, jefes de otras sucursales. Me hizo sentir importante y sobre todo mi impresión de un hombre interesante fue creciendo sobre él, de hecho me sentía atraida.<br />
<br />
Me tomé algunos traguitos y estuvimos en una mesa con mi jefe y con personas muy amables y chistosas. Realmente estaba pasando un rato muy agradable. A la par mia estaba mi jefe y muchas veces el se acercaba para preguntarme como la estaba pasando, yo varias veces me recostaba en su hombro, lo sentí como una figura paternal en ese momento.<br />
<br />
Pasaron las horas y no lo sentí junto a mi jefe. Me invitó a bailar y no pude negarme, resultó ser un excelente bailarin, de aquellos que hacen sentir bien a su pareja, durante el baile pude sentir sus brazos y su torso, eran fuertes y duros, se veía que don Julio dedicaba cierto tiempo a su fisico. Aun pienso esa fuerza que me hacía estar a su lado, yo no quería que bailara más que conmigo. Fuimos de los últimos de abandonar el salón, los traguitos me desinhibieron y bromeaba y parecíamos amigos de toda la vida, además nos abrazabamos a cada rato. Las últimas piezas que bailamos fueron las románticas, yo con mi cabeza en su pecho o en su hombro, y el pláticandome al oido, susurrandome cosas que alimentaban mi ego.<br />
<br />
Nunca me dijo nada insinuante o fuera de lugar, solo me indicó que era una mujer muy bella y que mi marido era el hombre más afortunado del mundo al tenerme.<br />
<br />
Y sucedió lo indecible. Cuando estuvimos frente a su habitación, tomé la iniciativa de despedirme, nos dimos un abrazo fuerte, nos quedamos abrazados no sé, unos treinta segundos, su boca se acercó a mi oído y me dijo –quisiera que entraras a mi habitación un rato-, yo iba a decir que no, pero el me rogó con sus manos juntas. Le dije que sí. Me fui delante de él, cuando hubo cerrado, sus brazos me rodearon, sin ser bruscos, me tocaron mi senos sobre el vestido, luego bajaron sus manos a mi caderas, subió mi vestido y me acarició con mucha experiencia, yo solo repetía sin convicción –oh no- -no por favor- -por favor, noo!-, una de sus manos ingresó dentro de mis braguitas y tocó los labios de mi vagina con suavidad pero con determinación, y con mucho ardor, mi vagina no pudo mentir acerca de que, me estaba mojando por dentro, ya que uno de sus dedos se coló dentro y rápidamente se dio cuenta que yo estaba húmeda.<br />
<br />
-Estas mojadita!- me dijo dulcemente. <br />
<br />
Don Julio desabotonó mi vestido por atrás y este cayó al suelo, también su paquete se pegaba a mis nalgas con todo erotismo. Luego me acostó en la cama y con toda sabiduria me sacó mis bragas, me abrió las piernas, allí emití el último –no por favor!- y luego se sumergió entre mi vulvita, comenzó a chuparla con toda la experiencia de un hombre de medio siglo. Yo me aferraba a las sabanas de la cama, gemía y me retorcia de placer, este hombre me lamía la panochita como nadie lo había hecho, no tardé en chorrearme en su boca, don Julio me abría más las piernas para llegarme su lengua hasta donde nadie había llegado. Su lengua era más aspera que la de mi marido y eso me estaba matando de placer. Yo no quería que me dejara de comer la panocha, no se cuanto tiempo se la estuvo comiendo, pero pareció un siglo, yo eyaculaba y eyaculaba lubricantes en mi panocha.<br />
<br />
Luego, me tomó de los muslos y me levantó un poco las nalgas de la superficie de la cama, su intención era darle un tratamiento oral también en mi ano, su lengua parecía una serpiente tratando de lamer y comerse mi culito. Su lengua en mi culo me dio también un placer enorme, después el recorrido de su lengua era de mi culito a mi clitoris, -ya no don julio, ya no aguanto! - le repetía yo a él. No pude evitar correrme de nuevo y emitir otra tanda de lubricantes en mi rajita. Además ocasionalmente metía dos dedos en mi panochita para masturbarme mientras me comía el clítoris.<br />
<br />
Dejó de mamarme, cuando se desnudo enfrente de mi, cuando se bajó su boxer, pude ver su gran pija, era larga y gruesa, talvez el mismo largo de la de mi marido, pero era el doble de grueso. Se subió sobre mi, su enorme glande lo estuvo frotando contra mi pepa y mis pliegues vaginales. Esto también me puso muy excitada, más de lo que ya estaba. <br />
<br />
-la quiero adentro por favor- le dije, rápidamente reaccioné y no creia que yo había dicho eso.<br />
<br />
Sentí su enorme pija meterse dentro de mi pequeña vagina, se fue resbalando poco a poco mientras yo chillaba de placer, cuando me había penetrado la mitad de su pene, se puso a bombearmelo con suaves movimientos, pero cada vez me la enterraba más adentro de mi feminidad. Después de varios minutos en ese tratamiento, por fin la tenía metida toda, me sentía llena por lo grueso de su pija. Con movimientos pelvicos me estuvo penetrando profundo, mientras me bajaba el sujetador y su boca se prendia de mis tetas. Por un momento pensé en lo que estaba haciendo, siendole infiel a mi marido, pero el placer eclipsaba mi conciencia. Este hombre me estaba cogiendo delicioso.<br />
<br />
No podía creer que estaba llegando a mi tercer orgasmo, el cual fue brutal, don Julio supo cuando debía acelerar sus pistonazos para hacerme llegar a ese momento cumbre. Luego, me cambió de posición ahora se colocó de lado atrás de mi y me penetró levantandome la pierna, no es una posición en donde haya máxima penetración, pero me estimulaba con sus manos en mi clitoris, yo jadeaba de placer, era todo lo que yo podía hacer.<br />
<br />
Luego me puso sentada encima de su pija, él acostado boca arriba, ahora yo era la que llevaría el control, ya mi panochita se había amoldado a su grueso miembro. Lo cabalgue suave al principio, pero cuando estuve cerca de mi nuevo climax lo cabalgue como a un caballo salvaje. En ese momento nos vinimos juntos, yo a mi cuarto orgasmo y él me relleno de esperma caliente mi bollito, parecía que me estaba orinando, fue un largo chorro acompañado de los gemidos tradicionales de los hombres en climax. Los dos terminamos suamamente cansados.<br />
<br />
Aún con la respiración acelerada, alli acostada desnuda en la cama, mi cabeza pensaba en dos cosas, por un lado la deliciosa cogida que me habían dado a la una de la mañana, y por otro los cuernos que le había puesto a mi marido.<br />
<br />
El sueño me ganó la partido y me quedé durmiendo en la cama y la habitación de don Julio, a su lado. <br />
<br />
Con la claridad de la mañana, me levanté, vi el reloj, la convención iniciaría ese día dentro de un poco más de una hora. No podía salir con esa cara al pasadizo asi que pensé en bañarme allí, ponerme la ropa de anoche y salir al pasillo, meterme en mi habitación que estaba en otro nivel, y no a la vecindad. Me empecé a bañar rápidamente, en mi cabeza me pasaba toda la sesión que había tenido con mi jefe. En eso estaba cuando de pronto, se abre la cortina de la ducha.. era don Julio.<br />
<br />
Ya no me tapé, para que!, el ya me conocía todo lo intimo. Asi que lo saludé. Me saludó muy atentamente, me preguntó si podía bañarse conmigo, yo le dije que pasara. Durante el baño, me dijo que me limpiaría la espalda, asi que le di el jabón, pronto sus manos con jabón se convertirían en caricias, me acariciaba la espalda, las nalgas y sus dedos jugaban con los pliegues de mi panocha, de pronto nuevamente me invadió esa sensación de seguridad, de atracción, de paz. Nuestros labios se volvieron a unir frenéticamente, solo recuerdo que el me cargo asi desnuda, me colocó en la cama y mi cuerpo lo volvío a recibir dentro. Abri las piernas al máximo para sentirlo en mi interior, me penetró y nos movimos un poco más que salvaje que la noche anterior, gemimos como animales en celo, mis tobillos en sus hombros, ambos explotamos al unísono, él dentro de mi. Luego, entré al baño a lavarme al menos la cuca y salír para mi habitación.<br />
<br />
Durante ese segundo día de la convención, nuevamente mi jefe se ganó el show, y lo cuento, porque sentía que el merito era compartido conmigo, por ratos me sentía bien de estar cogiendo con ese gran hombre, que tanto respeto infundía en los demás.<br />
<br />
En el receso de la mañana, escribi en un papelito y se lo llevé a don Julio, el papelito decía “te espero en mi habitación en 5 minutos”, llegué primero a mi habitación y me desnude sobre la cama, luego ingresó don Julio, le dije que se acercará (yo sobre la cama y el parado al pie de ella), le bajé el cierre de su pantalón y le propine una deliciosa mamada de verga, la chupé con todo el deseo posible, su falo estaba duro como la roca, luego el me abrió las piernas y me chupó la pepa, me hizo retorcer alli en las sabanas, luego se subió encima de mi y me hizo nuevamente suya, me clavó profundamente su gruesa verga, me hizo gemir y venirme en pocos minutos. Otra vez terminó dentro de mi. En menos de 12 horas se había acostado conmigo tres veces, -que me pasa con este hombre??- pensaba dentro de mi.<br />
<br />
Como ustedes supondrán, en la noche tuvimos otro encuentro más. El llevó dos botellas de vino a mi habitación y follamos como enamorados. Me echó vino en la panochita y se lo bebió mientras me chupaba el sexo. Esa noche debo confesar que me hizo sexo anal, yo no pude oponerme, pensé que me rompería el culo por lo grueso de su miembro, pero mi culito se lo tragó todo y me hizo venir como pocas veces. Siempre quise experimentar el sexo anal, pero siempre creí que sería con mi marido, pero fue mi jefe el primero que me hizo tener un orgasmo a través de mi recto.<br />
<br />
Terminó la convención, yo regresé a la casa con mi marido. Toda una perfecta puta que venía de ponerle los cuernos a su marido. Ya en el trabajo la vida siguió como de costumbre, don Julio un perfecto indiferente ante sus empleados, en cuenta yo. Por un lado estaba ofendida por eso, pero más adelante agradecí a don Julio que asi fuera, ya que nadie se dio cuenta de nuestra affaire y tenía otra oportunidad.<br />
<br />
Dentro de dos meses viene la nueva convención anual y no sé que pasara….